La Espada de Mano y Media

5, octubre, 2007 at 11:08 pm (Esgrima Antigua)

Por Oscar Torres Carrasco, de la AEEA.

Las Espadas de Mano y Media, También conocidas como Espadas Bastardas, son una evolución de la Espada Medieval típica concebida para hacer frente al mayor grado de protección que conceden las armaduras. (Lórigas de malla en primer lugar, Arneses de platas o placas posteriormente)

Hay que empezar aclarando que dentro de la denominación de Espada de Mano y Media hay dos grandes clases diferenciadas. La primera variante es la de las armas protagonistas de éste articulo, de hoja larga y empuñadura para las dos manos que también se conocían como Espadas de Guerra o Espadas largas (Espées d`guerre, Grete sverdes, Longswords, Langeschwert, etc) y la segunda clase distingue a unas espadas con hojas más cortas, de alrededor de 80-85cm, y empuñadura para una mano y media, que eran las conocidas como espadas Bastardas. Todos estos nombres denominaban una serie de modelos de espadas con características y función similares, y las distinguen de las que se usaban a una mano, o de otros modelos que también se usaban a dos manos más grandes aún que las Mano y Media, como los Claymores escoceses, Montantes y Mandobles.

Estos últimos tipos de armas poseían una masa, peso y longitud que hacía necesario el uso de las dos manos para poder manejarse, mientras que las Espadas de Mano y Media podían usarse indistintamente con una sola mano o con las dos, al menos en teoría. Digo en teoría porque estos tipos de espada existieron durante varios siglos y con hojas de diferente forma, y en muchos casos el propio diseño del arma y su equilibrio pensado para potenciar la fuerza del corte, prácticamente impedían el uso fluido con una sola mano. Ya en el siglo XV, habiéndose generalizado las hojas más puntiagudas, en todos los manuales históricos en los que se enseña el manejo de estas armas puede verse que el empuñamiento es indistinto a una o dos manos (aunque con mucha preferencia por el agarre doble) y un nuevo tipo de agarre denominado a Media Espada (Mezza Spada, Halb Schwert) en el que se coloca una mano en la empuñadura y otra en el tercio fuerte o medio de la hoja, para facilitar la estocada y la lucha muy de cerca con armas de esta longitud y, generalmente, armadura.

Una Espada de Mano y Media es un arma de hoja recta y doble filo, cruz más amplia que en el caso de las Espadas Medievales a una mano y empuñadura que permite normalmente acomodar las dos manos. La longitud de las hojas suele estar entre los 85cm y los 105cm, y el arma mide en su totalidad entre 1,08 y 1,30m, situándose el peso entre el Kilo trescientos gramos y poco más de dos Kilos en determinados ejemplares destinados casi exclusivamente a usarse contra los arneses de placas. Los pomos solían tener forma de disco plano en las espadas más antiguas o de hojas claramente orientadas al corte sobre la estocada, y en forma de pera (piriformes), higo o cilindro facetado en las versiones posteriores puesto que, aparte de su función de contrapeso y sujeción, en estos casos deben servir para ampliar el agarre en la medida de lo posible y de forma cómoda, además de para impulsar las estocadas y facilitar una esgrima más fluida. La Empuñadura, siempre de perfil ovoidal, podía ser recta, más gruesa en su parte central o con forma de botella, que era la más usada. Las guardias solían ser básicamente rectas en sus principios, una simple barra de acero sin aristas, pero evidentemente existen infinidad de variaciones con arriaces curvos y adornados que se van complicando a medida que avanzamos en el tiempo. Al final del siglo XV y en el XVI se dotaba a las guarniciones de unos anillos laterales que protegían con mayor efectividad la mano del Guerrero, y otros anillos dispuestos encima de la cruz para proteger los dedos, pues en determinadas técnicas se podía poner alguno encima del arriaz, para un mayor control de la estocada, por ejemplo.

Sin embargo, fueron las hojas las que más cambiaron con el paso de los años, de exactamente la misma manera que sucedió con las espadas de una mano. La Espada de Mano y Media apareció tan pronto como el siglo XIII, y se continuó usando hasta principios de XVII, pero su época de esplendor fueron los Siglos XIV y XV. En el XIII se extendió su uso en toda Europa, normalmente acompañando a los caballeros, que seguían llevando al cinto la Espada a una Mano mientras portaban la Larga colgada de la silla del caballo (por esto mismo, en ocasiones se las denominó espadas de Arzón), hasta que, ya a principios del Siglo XIV, la Espada de Mano y Media sustituyó a la Espada Medieval como arma principal de los caballeros, y se generalizó su uso, despreciando a partir de ese momento el uso del escudo en favor de la protección que brindaban las cada vez más perfeccionadas armaduras. Durante todo este tiempo, y como antes decía, la hoja de las espadas evolucionó de forma paralela a las armas de una mano, y por los mismos motivos. En un principio estas armas tenían hojas que estaban diseñadas preferentemente para cortar, con una anchura respetable, que apenas disminuía hacia la punta, y una masa considerable que las dotaba junto a un último tercio de hoja muy afilado, de un enorme poder de corte y contundencia. ( Oakeshott tipo XIIIa).

Con la llegada de las armaduras de placas, se hizo más secundario el poder de corte a la vez que se hacía necesario un poder de penetración capaz de reventar las anillas de las cotas de mallas, y penetrar entre las placas de las corazas, por lo que las hojas se afinaron y se fabricaban con un perfil de diamante o romboidal (de cuatro mesas) o de hexágono achatado (de seis mesas) a diferencia del lenticular anterior. Las espadas seguían teniendo un fuerte y ancho recazo, pero la hoja se estrechaba a medida que transcurría hacia la punta, hasta acabar en una punta bastante estrecha y fina, muy aguda y rígida. (oakeshott tipos XV,XVI,XVII y XVIII). Este modelo de hojas hacía ganar agilidad y poder de penetración a la espada, mientras le restaba contundencia y poder de corte.
Éstas son las armas que nos encontramos reflejadas en los tratados de esgrima de Mano y Media, cuya amplitud de técnicas y movimientos se hace posible merced a la manejabilidad general y versatilidad de este tipo más evolucionado de espadas.

Más tarde, ya en los albores del siglo XVI, las Espadas bastardas se volvieron a dotar de hojas anchas y cortantes, al la vez que se perfeccionaban sus guarniciones para incrementar la protección de las manos, y todo esto a causa de la entrada en juego de la Pólvora.
Las armas de fuego terminaron por convertir en obsoleta la armadura, y por tanto ésta comenzó a escasear en el campo de batalla, al menos en sus modelos más completos, por lo que el soldado común se volvió a hacer más vulnerable ante un ataque cortante, al mismo tiempo que el atacante era más sensible a los golpes y pequeños cortes en las manos, razones ambas de ésta última evolución de la Espada de Mano y Media (Oakeshott tipo XIXa).
Se trata, de nuevo, de hojas bastante rígidas y pesadas, con un perfil de hexágono achatado (seis mesas) ,acanaladura muy estrecha y corta, sin pasar apenas del primer tercio de la hoja, y generalmente acompañada de otras dos situadas a los lados y de la longitud del recazo, solamente. Estas hojas apenas tienen estrechamiento distal, y son casi tan anchas en la punta como en la base, lo que indica, junto a su robusta arquitectura, que se las ha dotado de una contundente capacidad de corte.
Asimismo, como se mencionaba antes, los arriaces comienzan a complicarse, y verse dotados de anillas laterales para proteger la mano y anillas paralelas a la hoja para proteger los dedos que pudieran situarse en esta al empuñar el arma, aumentando el peso total del arma al mismo tiempo que salvaguardan las manos del esgrimidor. Lo últimos ejemplares de ésta longeva familia, fueron los más espectaculares, merced a la sempiterna evolución.

Anuncios

2 comentarios

  1. DAvid said,

    Muy buen artículo, interesante.
    ¿Y las fuentes? ¿bibliografia?

  2. calderobruja said,

    El artículo no es mío, como pongo al principio del mismo. Tal vez quieras ir a la web de la AEEA y preguntarle al autor directamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: