Tipos de Esgrima

21, marzo, 2007 at 3:23 pm (Esgrima Antigua)

Artículo de Óscar Torres Carrasco (AEEA).

Lo cierto es que, sin salirnos de las disciplinas puramente occidentales ni entrar en las orientales, existen algunas clases o tipos diferenciados de esgrima con los que alguien neófito o que busque referencias para aprender el arte de la espada puede encontrarse. Estas disciplinas son bastante diferentes entre sí, pero sin embargo es común que se las confunda entre ellas, o se dote a alguna de propiedades que no posee, resultando esto en una mayor confusión de quien busca la que le atrae más, o el desencanto de quien ya ha empezado a practicar algún estilo y no responde a sus expectativas.
Cuando a una persona profana en la materia se le menciona la esgrima, se piensa que se le está hablando de esgrima deportiva, y si luego le mencionamos alguna de las otras variantes existentes, lo normal es que pongan cara de póker. Es decir, ni idea. También es normal que nos llamen o escriban personas que nos preguntan si con lo que han aprendido viéndose las películas de la saga de los inmortales les valdría…
Para despejar éstas y otras dudas que puedan surgir, voy a enumerar los diferentes estilos de esgrima occidental que podemos encontrar en nuestro país, con sus diferencias más destacadas.
ESGRIMA DEPORTIVA.
Esgrima deportiva
Comenzaremos con la más conocida. La Esgrima deportiva es uno de los primeros deportes que se admitieron en las modernas Olimpiadas. Su práctica exige estar dotado de pericia, astucia, rapidez, precisión y buena forma física, siendo uno de los deportes más prestigiosos y elitistas.
La Esgrima Deportiva está dotada de una reglamentación detallada, en la que se describen todas las normas y variantes posibles que se admiten en este deporte. Se pueden usar tres armas diferentes: Florete, Espada y Sable, y en cada una de ellas tendremos una reglamentación particular. Las dos primeras armas exigen que el tocado se haga con la punta, mientras que el sable permite tocar con el filo. En Florete sólo es blanco válido el tronco del adversario, en Sable toda la parte superior del cuerpo, y en Espada todo el cuerpo. Los asaltos se suceden en una pista delimitada, de 18 metros de largo por 2 de ancho, y el ganador es quien consigue el primero 15 tocados. Las acciones posibles con las armas están limitadas, y están prohibidas cosas como utilizar el segundo brazo para cubrirse o agarrar el arma del contrario. Debido a las características de la pista y la rapidez de las armas, los movimientos de los tiradores son necesariamente lineales, y está penalizado salirse del “terreno de juego”. Las armas, asimismo, están reglamentadas, y sus dimensiones y peso son respectivamente: Florete-90cm de hoja y 500gr de peso máximo, Espada-90cm de hoja y 770gr de peso máximo, y Sable, 88cm de hoja y 500gr de peso máximo. Las protecciones que se usan también están sujetas a reglamento, y consisten en una careta metálica, un traje de algodón prensado o tejido elástico acolchado, un guante acolchado y un peto que se lleva debajo de la chaquetilla.
Por todo lo anterior podemos ver que en este caso, y como su propio nombre indica, la esgrima se ha visto reducida a un deporte,(aunque sus normas se pensaron para intentar imitar un duelo real) viendo sustituido en este caso su antiguo carácter militar por el espíritu de la competición. Este es, por otra parte, uno de los pocos casos en los que los tiradores podrán competir continuamente entre ellos y en campeonatos, incitándose el espíritu de superación y resultando también uno de los casos más divertidos y entretenidos.
ESGRIMA TEATRAL O ESCÉNICA.
Esgrima escénica
La Esgrima Teatral es una modalidad pensada evidentemente para dar espectáculo. En este caso, no hay unas normas rígidas establecidas, y por tanto existen muchas variaciones sobre el tema, así como mucha variedad en las armas que pueden trabajarse.
La Esgrima Teatral es la que vemos en las películas, teleseries, obras de Teatro, representaciones históricas, espectáculos medievales o renacentistas, etc. y suele consistir en conseguir hacer de un duelo a espada un espectáculo.
En la Esgrima Teatral la variedad es la norma. Se pueden tener que representar desde combates con espadas medievales a una mano y escudo, a peleas con sables láser, pasando por espadas de todas las épocas, o armas ficticias, como hachas descomunales o espadas de seres monstruosos. En esta variante, suele haber grupos especializados en determinadas armas, y gente que, partiendo de unas mismas bases, se adapta a cualquier cosa y es capaz de montar un espectáculo aparente con lo que les echen. Es decir, si no existe un estilo de esgrima que se adapte a lo que les piden, se lo inventan.
Evidentemente no se busca la efectividad, y normalmente los movimientos asociados a la Esgrima Teatral suelen estar alejados de la realidad de un combate, en aras de la espectacularidad. Aquí son habituales los largos intercambios de golpes, los desarmes con volatines, los molinetes y volteretas, los saltos y caídas, las patadas, el enzarzarse en luchas cerradas, o hacer que el protagonista venza él solito a cuantos enemigos se le crucen por delante, sin importar su número.
La Esgrima Teatral se aprende en compañías y escuelas de Teatro, donde además es una “asignatura” obligatoria para cualquiera que aspire a protagonizar una obra. También se puede aprender por libre, y existen de hecho algunos vídeos sobre el tema. Hay, como es de imaginar, auténticos profesionales y especialistas en el tema.
Existen competiciones donde se juzga la calidad de la factura, el vestuario y la coreografía. El equipamiento que se lleva es el que corresponda a la escena a interpretar, es decir, que lo mismo toca llevar armadura que ir a pelo. Las armas usadas en las escenas, por su parte, nunca son reales, sino de aluminio, madera o hasta bambú pintado.
Otro aspecto que caracteriza a este tipo de esgrima es el control, pues al contrario que en un combate real no se pretende acabar con el adversario, sólo aparentarlo.
Al igual que el Teatro mismo, la Esgrima Teatral es muy antigua. Los Gladiadores Romanos muchas veces luchaban sin intención de acabar con el contrario, por ejemplo.
ESGRIMA S.C.A.
Esgrima SCA
En este caso particular en realidad no cabría aplicar la designación de Esgrima tal y como la entendemos, y sí más bien la de deporte de contacto.
La SCA, o Sociedad para el Anacronismo Creativo, es una organización con presencia a nivel mundial, pero que aún está muy poco arraigada en España.
La SCA se trata de recrear en lo posible una serie de aspectos de la vida medieval o renacentista (depende del grupo) y por ello practican o intentan rescatar diversas artes como, entre otras, la cocina, la iluminación de libros, el vestido de la época y, la más famosa, espectacular y divertida, la lucha con diversas armas blancas. La SCA contempla 3 estilos de combate; Rapier (espada ropera), Sidesword (espadas de punta/corte) y el más famoso, antiguo y característico, el Combate Pesado.
Para tratar de recrear el espíritu del combate lo más fielmente posible, se ha optado por una manera bastante brutal de entender los enfrentamientos, acorde a cómo debían ser en la realidad: Se combate siempre con bastones de Madera o Caña de Manila (Rattan) pesados y mazizos, simulando con ellos toda clase de armas, desde dagas a lanzas, pasando por espadas, mazas, etc… El Combate es a pleno contacto, es decir, a viva fuerza, y para poder participar en sus duelos, torneos y batallas (que de todo hacen) son obligatorias una serie de protecciones muy recias para evitar lesiones. Para el combate existen ciertas reglas y prohibiciones, así como para las protecciones y las armas, que tienen que superar una serie de características para considerarse válidas.
Como es de imaginar, la esgrima que usan es una adaptación de la auténtica, pero muy simplificada necesariamente al usarse palos redondos en lugar de armas auténticas, y estar vetadas determinadas acciones. Existen algunos manuales de uso de diversas armas, inspirados generalmente en parte en manuales auténticos de esgrima y en parte en la propia experiencia, que pueden consultarse en Internet. Muy divertido en todo caso, si a uno le gusta combatir, y una forma de probar un combate a plena fuerza.
ESGRIMA CLÁSICA.
Esgrima clásica
Se suele denominar esgrima clásica a los estilos de esgrima, normalmente usados en duelo, practicados en el siglo XVIII-XIX con diversas armas, como pueden ser el Florete, Espadín, Sable de duelo (diferente del de guerra) o incluso el bastón-estoque.
No existe reglamentación sobre las armas o el terreno para el combate, salvo las dictadas para la ocasión de mutuo acuerdo en caso de duelo. Las armas con las que se entrena son de acero, prácticamente idénticas a las usadas para el enfrentamiento real salvo por la carencia de filos o puntas.
Aunque evidentemente los duelos están prohibidos se sigue practicando esta disciplina en algunas pocas escuelas diseminadas por todo el mundo. Existen algunos Maestros que han aprendido este arte por medio de otros Maestros con línea generacional de aprendizaje hasta el siglo XVIII, por lo que en los pocos lugares en los que se practica se conserva perfectamente el estilo, que no se ha perdido como otros.
La terminología utilizada para cada estilo puede ser la autóctona de cada país (española, italiana, alemana…) o la más extendida, la francesa, adoptada también generalmente para la Esgrima Deportiva, que desciende de este estilo.
Al tratarse, como se mencionó, de una escuela principalmente de Duelo, sus normas y tretas están muy imbuidas del sentido del honor normalmente asociado a estos enfrentamientos, y no se asemejan a la esgrima más práctica utilizada en la defensa personal, o en batalla salvo, quizá, la enseñanza del Bastón-Estoque.
Aunque no existe limitación alguna respecto al espacio en el que se puede celebrar el combate, o los tipos de desplazamiento disponibles, los combates suelen ser muy lineales, similares a los de la Esgrima Deportiva, a consecuencia principalmente de la ligereza y rapidez de las armas utilizadas, que no permite el intentar una esquiva circular ante un ataque ante la casi certeza de verse ensartado antes de lograrla.
El equipamiento utilizado suele ser similar al de la esgrima deportiva, con la posible adicción de un peto o plastrón que cubra el cuerpo antes las recias estocadas o cuchilladas que puede propinar un sable.
ESGRIMA HISTÓRICA.
Esgrima antigua o histórica

La Esgrima Histórica consiste en la reconstrucción de las técnicas de esgrima con diferentes tipos de espada, siempre basándose en alguna documentación fiable disponible además de en la propia biomecánica del arma (la, digamos, forma de moverse y usarse que impone cada tipo de espada) y tratando de ser lo más exacto posible en todos los aspectos al original: Armas, entrenamiento, principios, estrategia, desplazamientos, etc.
Todas las escuelas de Esgrima Histórica reconstruyen las técnicas (con más o menos acierto) pues la línea de aprendizaje se cortó, y no quedan Maestros que hayan resguardado estos estilos, siendo los que se acercan posiblemente a la interpretación más correcta los de Esgrima Clásica, cuyos estilos guardan bastantes semejanzas con los más antiguos, y les permiten interpretar los antiguos tratados desde una visión más cercana que los profanos o los expertos en Esgrima moderna Deportiva.
En la Esgrima Histórica se utilizan espadas lo más semejantes posibles a las originales, difiriendo en éstas sobre todo en lo referente a la seguridad, pues sus diseños están condicionados a poderlas emplear habitualmente sin provocar lesiones en lo posible.
El equipamiento de seguridad suele ser muy variopinto, pues por la naturaleza de las armas empleadas se necesita un mayor nivel de protección que otras disciplinas (salvo la SCA) pero al mismo tiempo se suele buscar que sea lo menos prohibitivo posible para facilitar el acceso a la disciplina a personas de toda condición, por lo que se pueden encontrar desde protecciones de otra disciplinas deportivas o hechas artesanalmente, hasta armaduras completas hechas a medida, en una situación que no deja de guardar cierta similitud con los ejércitos medievales.
Esta disciplina requiere de mucha dedicación y estudio, pues como se comentó se trata de revivir escuelas ya olvidadas tratando de no caer en errores de interpretación, lo que indefectiblemente exige de largas sesiones de estudio, experimentación y pruebas prácticas hasta llegar a la conclusión más correcta y efectiva.
Por esta razón existen palpables diferencias de nivel entre las diversas escuelas de Esgrima Histórica, que corresponden directamente al grado de evolución y profundidad al que hayan llegado sus integrantes en el estudio y la práctica de sus diferentes estilos.
En la Esgrima Histórica existe una enriquecedora variedad, pues son muchas las diferentes disciplinas practicadas a lo largo y ancho del mundo, como por ejemplo La espada Ropera (con y sin daga, con capa, escuela Española, Italiana, etc), la de Mano y Media (escuelas Alemana e Italiana) la espada de Lazo, la de Farol, el Sable, la espada Medieval a una mano, el Montante, etc.
No existen unas reglas escritas para el combate en esta disciplina, ni por supuesto limitaciones en cuando a espacio, blancos disponibles y demás, y los esgrimistas suelen combatir con honestidad, sin sobrepasarse con el adversario ni atacar partes vulnerables adrede.
Espero que esta pequeña reseña sirva para aclarar las dudas que pudieran existir al respecto. Para otras consultas siempre nos podéis preguntar en el foro, donde se puede hablar de casi todo menos de fútbol…

Permalink 3 comentarios

La economía en el Antiguo Egipto (I): Recursos económicos

21, marzo, 2007 at 2:15 pm (Egipto)

La economía del Egipto faraónico puede ser llamada “antigua economía de mando”. Una burocracia especializada observaba o controlaba mucha de la actividad económica. Probablemente no le decían a los grajeros lo que tenían que cultivar, pero ellos volvían a medir y reasignar la tierra después de cada inundación -basándose en asignaciones pasadas, valorando los cultivos esperados, tomando parte de la producción como impuestos, almacenando y redistribuyéndolos. El almacenaje y la redistribución eran hechas generalmente siguiendo unas bases locales. Las instalaciones regionales proporcionaban productos en caso de que hubiese déficit en uno de los centros locales.

Los burócratas eran también los encargados de los trabajos públicos que eran en su mayoría de tipo religioso y que a menudo envolvían a decenas de miles de trabajadores y administradores.

Egipto era un mosaico de mansiones y dominios autárquicos en su mayoría. Después de pagar los impuestos, los administradores del dominio y los dueños exitosos de las casas almacenaban los excedentes para su uso futuro o los intercambiaban en el mercado. El porcentaje de los productos e incluso de los bienes manufacturados que llegaba a los mercados era probablemente pequeño. Era de poca importancia para la supervivencia del productor individual, pero proveía de la base económica para el desarrollo de la gran cultura egipcia. 
Una gran parte del comercio más allá de los intercambios locales, parece que estaba en manos de un gran número de mercaderes que actuaban para la corona o el gran templo. Las fuerzas mercantiles parece que jugaban un rol por encima de los demás durante los periodos en que la administración caía en la bancarrota. 
Unos cambios mayores en el sistema temprano de trueque comenzaron a ocurrir sólo bajo la influencia de los extrangeros y la introducción de la moneda se retrasó hasta el Periodo Tardío.

Granja y Pesca

Ploughing oxen

La agricultura generó mucha de la riqueza del Antiguo Egipto. Se cultivaban granos, verduras, fruta, se criaban vacas, cabras, cerdos y aves de corral, también se capturaban los peces del Nilo; y los excedentes eventuales, después de la deducción de las tasas e impuestos, eran vendidos en el mercado. 
Gracias a las inundaciones, el suelo permanecía fértil el resto del año; pero las técnicas agrarias no eran muy eficientes. Eran raras las mejoras de las herramientas, que seguían siendo muy primitivas, lo que provocaba que la cría de ganado fuese complicada. 
Parece que había piscicultura a pequeña escala, aunque casi todo el pescado que se consumía era capturado en el Nilo. La caza, una actividad de ocio para los ricos, jugó un papel muy discreto dentro de la economía egipcia, aunque puede que hubiese sido crucial para la supervivencia de los más pobres.

Las Manufacturas

Una gran parte de los bienes manufacturados venía de las familias que producían los propios materiales con que las creaban. El trabajo se dividía según el sexo, dejando el procesado de las materias primas a las mujeres: mientras los hombres cultivaban las plantas de lino, sus mujeres lo hilaban y tejían las telas. Una gran proporción del grano producido se usaba para la elaboración de cerveza. El pescado capturado por los hombres era limpiado y puesto a secar -ya que así era como más se consumía debido al caluroso clima egipcio- por las mujeres.

En los pueblos aparecieron pequeñas factorías, a menudo financiadas por los nobles ricos: panaderías, cervecerías, carpinterías, etc, todas con a penas una docena de empleados. En estas fábricas, en cambio, los empleados eran siempre hombres. Durante el Reino Nuevo, se introdujeron pisos superiores en los edificios dedicados a estos menesteres.

Minería

La mayor parte de los productos de minería eran de poco interés para la mayor parte de la población egipcia, con excepción de un pequeño número de ricos y nobles. Los metales preciosos no fueron de circulación general hasta el Periodo Tardío, e incluso entonces permanecieron en las manos de unos pocos nada más. Los metales usados para herramientas -cobre, bronce y, desde el Periodo Tardío, el hierro-, eran caros y las herramientas hechas con ellos estaban más allá del alcance de la mayoría. La gente pobre continuó usando herramientas de madera y piedra para muchas tareas hasta bien entrada la Edad de Bronce e incluso en la Edad de Hierro.

Las piedras preciosas también fueron posesión de una minoría rica, y la piedra usada para construir templos y tumbas servía a la misma clase social, que se la proporcionaba a los artesanos que iban a realizar las tareas de construcción.

El natrón necesario para el proceso de momificación se obtenía en el Wadi Natrun. La momificación, como muchas otras cosas, era demasiado cara para la mayoría excepto para los ricos.

Comercio y Banca

La mayor parte de la producción era consumida por los propios productores. Lo que quedaba después de quee los dueños de laas tierras y los recaudadores de impuestos se llevasen sus partes,  podía ser vendido mediante trueque  en el mercado libre  tanto directamente a los consumidores como a comerciantes profesionales. Poco se sabe de estos mercaderes. Generalmente se asume que eran, por lo menos en el Periodo Tardío, en  su mayoría agentes de los grandes estados o de los propios gobernantes. 
Parte del trigo recolectado que pertenecía a los propietarios  privados era guardado en graneros, así como la mayor parte del grano que se  recogía como  impuestos. Órdenes de renuncia escritas por los propietarios originales eran usadas como una especie moneda de cambio. Estos bancos de grano continuaban sirviendo a los granjeros y a los comerciantes incluso después de la introducción de la moneda acuñada. Baajo el reinado de  los Ptolomeos, un banco central en Alejandría guardaba almacenadas todas las cuentas de los bancos de grano del país. Los pagos eran transferidos de cuenta a cuenta dee un modo similar a los giros bancarios modernos. Las entradas de crédito eran guardadas con el nombre del propietario en caso genitivo o posesivo y el débito entraba en caso dativo. 
Desde la segunda mitad del primer milenio aC, el oro, plata y cobre en especie fueron mucho más usados en los tratos conn extrangeros, fueran mercenarios o comerciantes.
Los altos tipos de interés no alentaban el comercio, y durante el primer milenio aC pusieron a los mercaderes egipcios en desventaja frente a  los comerciantes extrangeros, que tenían fondos en el exterior. durante el Periodo Saita, la tasa de interés mensual podía llegar al  10%.

Energía

El principal recurso de energía de la época antigua era la fuerza del músculo proveniente sobre todo de los hombres. Los arneses para animales eran ineficientes: el yugo que descansa sobre los hombros del animal no era todavía conocido, y los astiles de los arados se sujetaban a los cuernos de las vacas.

Los vehículos con ruedas de radios ligeros empezaron a usarse en el Imperio Nuevo y servían principalmente para la guerra y el deporte. Los caballos se introdujeron durante el Segundo Periodo Intermedio y nunca fueron importantes para la economía. Todo lo que se transportaba por tierra, incluídas las áridas regiones del desierto, era llevado tanto por humanos como por burros, o arrastrado por trineos de madera. 

La energía eólica se explotó unicamente en los barcos e incluso para ellos era bastante ineficiente: las velas cuadradas que se usaban sólo permitían navegar a favor del viento. Los egipcios fueron afortunados en este sentido, ya que el Nilo fluye de Sur a Norte, con lo que los vientos predominantes van hacia el Norte y son suficientes para navegar río arriba. También podían navegar río abajo con las velas recogidas, aunque a menudo sólo se podía llegar a destino remando, con lo que se necesitaban tripulaciones amplias. 
El fuego era necesario para cocinar y hornear la comida, fundir y modelar el metal, cocer la cerámica y raramente para fabricar ladrillos. El trabajo del metal tuvieron que conseguirse altas temperaturas, y esto posiblemente fue conseguido gracias al carbón vegetal. En las épocas antiguas no se podía conseguir carbón y la madera era bastante escasa, por lo que se cree que los fuegos ordinarios tendrían que ser alimentados con cualquier vegetal seco o materia animal que estuviesen a mano. 
También se usó el calor del sol ampliamente para la producción de ladrillos de barro, que era el material perfecto para la construcción en un país que prácticamente carecía de lluvias como Egipto.

El Arte de la Guerra

Las aventuras militares podían ser un gran foco de beneficios económicos -siempre que uno saliese victorioso. Egipto fue afortunado en ese aspecto hasta el Periodo Tardío, cuando cayó bajo el dominio de potencias extrangeras. Lo que comenzó como ocupaciones relativamente benignas por parte de los libios, los kushitas, los asirios y los persas, se convirtió en gobierno opresivo bajo el Imperio Romano, que explotó duramente todas sus provincias. Los intentos de Cleopatra VII por mantener la independencia fueron inútiles y el país cayó presa de Octavio Augusto. Durante el gobierno del Mediterráneo por parte de Roma, Egipto fue poco más que el granero imperial.

Al contrario que las extensas fronteras del Imperio Nuevo, que fue más bien un cúmulo de pequeños estados gobernados por potentados locales bajo dominio egipcio, las últimas conquistas auténticas tuvieron lugar al Sur, en Nubia y Kush. Nubia, finalmente, fue gobernada y explotada directamente por los egipcios, ya que era una gran fuente de oro y productos de lujo, bajo dominio de virreyes. Ninguna otra región conquistada por Egipto fue tan firmemente integrada tanto económica como culturalmente; manteniendo su afinidad después de siglos desde que el poder de Egipto declinase en el primer milenio aC.

Los valientes durante la batalla eran recompensados con cargos, condecoraciones en forma de collares y brazaletes de oro, y regalos de tierras y esclavos de guerra, así como parte del botín expoliado a los enemigos. A las naciones vencidas se les imponía un tributo e intercambio de “regalos” entre el rey egipcio y los reyes de los estados clientes, generalmente saliendo Egipto beneficiado.  

Esclavismo

La práctica del esclavismo en Egipto parece menos dura y menos extendida que en otras sociedades de su misma época (como Grecia o Roma). Aunque aún había algunos sectores de la economía que funcionaba de este modo, como la minería, y que dependían en cierta medida del trabajo y la disponibilidad de esclavos, sobre todo durante el Imperio Nuevo, cuando la guerra y los intercambios comerciales aumentaron enormemente el número de esclavos extrangeros.

Hay que decir, que el esclavismo no se entendía del mismo modo en Egipto que en sus países vecinos. Sólo había dos modos de llegar a esta condición: como prisionero de guerra (soldados), o como pago de una deuda (en este caso, era raro que la familia del “esclavo” sufriera el mismo fin, a menos que el contrato lo especificase así). Los esclavos, al contrario que en otros sitios, tenían derechos, podían poseer tierras o familias, casarse cuando así lo deseasen, incluso con gente libre, disponer de su dinero y posesiones como mejor les pareciese, y un sin fin de comodidades de las que otros individuos en otras sociedades de la época carecían. 

Permalink 16 comentarios