Oichi (muerta en 1583), hermana de Oda Nobunaga

28, marzo, 2006 at 9:39 pm (Japón)

Pocas mujeres en la historia japonesa han seguido el camino y la suerte de Oichi, la hermana de Oda Nobunaga renombrada por su belleza. Se casó primero con Shibata Katsuie después de que pidiese perdón por un intento de rebelión en 1557. Siguiendo la conquista de Mino por parte de Nobunaga en 1567, Nobunaga hizo que Shibata se divorciase de Oichi para que pudiese ser enviada como esposa del joven Asai Nagamasa, señor de la provincia de Ômi. Tuvo un hijo (Manjumara) y tres hijas de Nagamasa. Desafortunadamente, Nagamasa traicionó su alianza con Nobunaga en 1570 y fue a la guerra con él en nombre de la familia Asakura. La lucha continuó durante tres años hasta que la familia Asakura fue eliminada y el Castillo Odani de Nagamasa fue rodeado. Nobunaga pidió que le devolviesen a su hermana, y Nagamasa aceptó, permitiendo a Oichi irse para volver con Katsuie (aunque cuando ésto sucedió se convirtió en todo un problema a debatir). En 1583, tras la muerte de Nobunaga, Shibata Katsuie y Toyotomi Hideyoshi fueron a la guerra por la sucesión. El ejército de Katsuie fue destrozado en Shizugatake en las colinas del norte de Ômi, y el viejo general en persona (que no había estado presente en la batalla) se encerró en Ichi no tani con la intención de suicidarse. Le pidió a Oichi que cogiese a sus hijas y se marchase; pero Oichi envió a sus hijas bajo el cuidado de Hideyoshi, y se quedó a morir con Katsuie en el incendio que arrasó su castillo. Una de sus hijas, la futura “Yodogimi” añadió otro elemento de tragedia a esta historia, ya que se casaría con Tokugawa Hidetada -el segundo shôgun Tokugawa- y fue la madre del tercer shôgun, Iemitsu (pero esa es otra historia para otra ocasión).

Permalink 10 comentarios

Torrijas de Nunca Jamás

28, marzo, 2006 at 3:37 pm (Uncategorized)

Soy una gran aficionada a la cocina. Sobre todo a la cocina japonesa (tengo varios libros) y a la repostería (la tradicional de toda la vida). Y hoy he estado cocinando unas torrijas a mi propio estilo -las he llamado Torrijas de Nunca Jamás.
He cogido pan de molde, le he recortado los bordes, y lo he pasado por una mezcla de leche semidesnatada, azúcar, Calvados de 8 años y canela. A continuación las he pasado por el huevo batido y las he puesto a freír en aceite de oliva vírgen muy caliente. Para finalizar, las he espolvoreado con azúcar y más canela.
Una delicia casera.
La imágen no es de mis torrijas, pero se parece a cómo quedaron. Lo mejor es el sabor. El Calvados les da un toque a manzana realmente delicioso.

Permalink 4 comentarios

Al nuevo Bond se le ha ido la olla

28, marzo, 2006 at 9:02 am (Cine y TV)

No sé si es por fastidiar a todos los que decimos que no nos gusta un pelo como Bond, pero es que me he enterado de que Daniel Craig ha hecho una serie de exigencias a los productores y director de “Casino Royale” (que espero que no sean ciertas, porque entonces será una película sobre cualquier personaje, pero no sobre James Bond), que paso a enumerar a continuación:
1- Ha exigido llevar otra marca de reloj.
2- Ha exigido utilizar otra marca de coche.
3- Ha exigido que en la película no aparezcan cachibaches, con lo que Q no va a aparecer.
4- También ha dicho que no piensa llevar smoking.
A ver, el que no quiera usar determinado reloj o determinado coche, o no llevar smoking, no son cosas realmente graves (por lo menos no para mí, aunque muchos de los fans de Bond se tirarán de los pelos y se rasgarán las vestiduras, pero vamos, que no es algo realmente imprescindible). Pero que decida no usar los dispositivos que han hecho famoso a un agente especial como Bond, y que por ello no vaya a salir en la película uno de los personajes emblema de la serie como es Q… ¡eso no tiene perdón de dios!
Vamos, que yo sólo le veo sentido a todo esto en que, como los fans están en su contra y no creo que se vea con mucho futuro en la franquicia, se haya decidido por boicotearla, porque es que no hay otra explicación razonable al asunto.
¡Ay! ¡Y yo que siempre dije que Clive Owen era el Bond perfecto!

Permalink 2 comentarios