El Castillo Ambulante de Howl

22, marzo, 2006 at 9:31 am (Cine y TV)


Me he enamorado de la nueva película de Hayao Miyazaki (“La Princesa Mononoke”, “El Viaje de Chihiro”, “Porco Rosso”). Ayer, por fin, fui a verla al cine y salí maravillada y encantada. Es una de esas películas de las que sales con una enorme sonrisa (como de todas las películas de Miyazaki -por lo menos en mi caso).
Tenemos un mundo maravilloso en el que se entremezclan de forma genial tanto acorazados volantes al estilo steampunk, trenes a vapor, guerras entre países de estilo decimonónico, magos y brujas que se convierten en monstruosas aves negras, sortilegios, un espantapájaros que se mueve solo sobre su poste, un castillo que se mueve sobre varias patas gracias a la acción de un demonio del fuego la mar de peculiar, y una protagonista que es una chica normal y corriente a la que un embrujo a convertido en una anciana. Todo ello, para contar la historia de cómo Sophie (la chica embrujada) ayuda al egoísta y caprichoso mago Howl a recuperar el corazón que un día le cambió a un demonio -según cuenta todo el mundo.
La historia está basada en un cuento inglés, así que podemos darnos cuenta que, a pesar de que muchas cosas nos pueden resultar familiares (las últimas películas de Miyazaki tienen todas un “aire familiar”), podemos darnos cuenta de que algunas cosas (tanto algunos escenarios como personajes) son tomadas de un entorno más occidental de lo que suele tenernos acostumbrados.
Técnicamente, como siempre, es una de esas creaciones fantásticas y maravillosas a las que nos tiene acostumbrados el genio del Studio Ghibli: paisajes preciosistas, personajes muy bien creados en todas sus formas, los rincones del país en que ocurre la historia (salen tres ciudades perfectamente diferenciables) muy bien representados, uniformes, ingenios a vapor, todo… sigue demostrando que la animación tradicional puede ser tan o más hermosa y realista que la animación por ordenador.
Desde luego, a todos los amantes del anime, de la fantasía, de las películas fabulosas, les recomiendo que vayan a verla… ¡pero ya!… No creo que defraude a nadie.
P.D.: Yo también me he enamorado de Howl *_*.

Permalink 9 comentarios