Antroido

28, febrero, 2006 at 8:09 pm (Uncategorized)

Si tengo tiempo, he de traducir este texto (los gallegos lo tenéis más fácil).
O “Antroido” é unha festa moi popular en Galicia, sobor de todo nas nosas vilas e aldeas, ainda que durante o franquismo, coa prohibición das máscaras, esmorecéu un pouco. A orixe da verba “antroido” deriva do latín “introitus” , que significa “entrada” ou “comenzo” da primaveira e do rexurdimento da vexetación.
As festas do “antroido” ou “entroido” teñen como antecedente lonxano as festas pre-cristáns que se celebraban na antiga Grecia para honrar ó deus Dionisios e que logo pasaron a Roma, onde había o costume de celebrar grandes festas polo antroido: eran as bacanales, as saturnales (cando os escravos podían poñer as togas dos seus amos e finxían mandar neles… despois das festas as cousas voltaban ó seu rego) e as lupercales.
Estas festas paganas serán “asimiladas” polo cristianismo e incorporadas ós ritos litúrxicos da igrexa. A igrexa católica lista coma sempre, relacionará o antroido co advenimento da coaresma, e deste xeito a ” antroido ” significará a despedida das carnes: o martes de antroido marcará o remate das grandes esmorgas de carne de porco (cacheira, rabo, orella, soá, bandullo, lacón, filloas de sangue) para entrar na abstinencia dos coarenta días da coaresma. Por isto, os tres días denantes do mércores de cinza chamánse as “carnestolendas”.
O antroido terá un caracter de licencia e liberdade, o mesmo que aconteceu nas saturnales dos románs: no tempo do antroido está permitido facer cousas que non se poden facer no resto do ano, como roubar os ovos das galiñas ou os potes das casas, emporcallar á xente con barralla, farelos e mesmo lama, ou criticar púbricamente ás persoas descubríndolles seus defectos ou ridiculizando feitos das súas vidas.
O antroido dura dúas semáns e media: as semáns de septuaxésima e sexaxésima e tres ou catro días da quincuaxésima. Os días principáis destas festas son :
O Domingo Fareleiro (ou de septuaxésima), canda os rapaces botan fardos au chísmas enriba das mozas e das mulleres.
O Xoves de Compadres e o Xoves de Comadres, días ámbalos dous nos que ten lugar unha guerra simbólica dos sexos: no primeiro xoves as mozas fan bonecos, os “compadres”, e quéimanos loitando cos mozos, que para impedilo botánlles ás mozas auga, borralla ou chinas. No Xoves das Comadres son as “mozas” as queimadas.

O Domingo Corredoiro (ou de sexaxésima), chamada así porque e o día no que se corre o antroido. E tamén o día no que se fai nalgunhas aldeas a “corrida do galo”.
O Domingo Corredoiro os rapaces e mozos botan auga, ovos podres, borralla, lama, mesmo formigas á xente. Nalgunhas aldeas os cativos fan (ou facían) chicotes (xeringas de cana de sabugueiro cun émbolo axustado con estopa para tirar a auga con máis forza).
O Domingo, o Luns e mailo Martes de Antroido son os tres días grandes do antroido. Neles fanse as grandes esmorgas, os desfiles de máscaras polas rúas ou polas corredoiras e mailos bailes de disfraces. As máscaras teñen unha grande importancia nestes días, sobor de todo o Domingo de antroido. Reciben nomes moi diversos, como cigarróns, peliqueiros, choqueiros, charrúas, felos e murrieiros. Cecáis as máis famosas señan os cigarróns dos vales de Laza e Monterrey na provincia de Ourense. Tamén hai máscaras máis finas, chamadas “damas” e “galáns”, “madamitas” e “madamitos”, e os “xigantes”.
Asímesmo, nos tres días grandes do antroido fánse farsas, comparsas, sermóns ou simúlase unha guerra entre dous “exércitos” dirixidos cada un por un “xeneral”. Son famosas as da terra da Ulla, Deza, e Cotobade na provincia de Pontevedra. Non podemos esquecer o famoso “Enterro da Sardíña”, no mércoles de cinza, que estivo prohibido moito tempo durante o franquismo: pola noite sale a xente envolta nunha sábana e levando botafumeiros feitos de folla de lata nos que queimaban zapatos vellos, goma de llanta e todo o que cheirase mal. Co enterro da sardiña e a queima do boneco do antroido éntrase na coaresma, nos coarenta días de xexún, nos que non se “pode” comer carne, e a xente di adios ó antroido.

O tempo do Antroido posúe unha cociña propia e diferenciada que presta especial atención ó porco e ás larpeiradas. Do porco o prato mais popular é o lacón con grelos, anque en moitas zonas o lacón é substituído por cachucha (cacheira), androlla ou butelo. Nos doces teñen especial importancia en toda Galicia as orellas e mais as filloas, estas ultimas nas súas diferentes versións, á pedra, con leite, con auga, con caldo…Tamén nesto se innova xa que nos últimos anos en Verín os reposteiros da zona crearon a torta do cigarrón. Póñena á venda nas datas do Antroido e están a ter moito éxito.

Permalink 9 comentarios

¡Quiero un Spike en mi vida!

24, febrero, 2006 at 1:05 am (Cine y TV)

Continúo con los vampiros (un tema que me gusta desde siempre, para qué lo voy a negar), con una frase que oí en boca de un espectador en el cine pero haciendo referencia a otro personaje, claro.
Últimamente (vamos, desde que me enteré de su existencia) estoy viendo en Cuatro todas las temporadas de “Buffy Cazavampiros”. He de reconocer que lo único que había visto hasta entonces habían sido capítulos sueltos de la segunda temporada, casi toda la tercera y algo de la quinta. Nunca me había hecho una gracia loca esta serie -a pesar de ser “de vampiros”-, y siempre me ha parecido que ya puestos “Angel” es infinitamente mejor. Lo único que salvaba siempre era al protagonista del título de este post: Spike.
He de decir que sí, que David Boreanaz es un tipo que me parece guapo y resultón como vampiro, aunque su personaje es más soso que una sopa sin sal. Sin embargo, Spike (James Marsters) ha sido mi favorito desde que lo ví la primera vez (en un episodio en el que estaba postrado en una silla de ruedas). Supongo que tiene que ver el que, como me han dicho varios ex, tengo una especial debilidad por los macarras de barrio (con lo que me viene a la mente una frase que le dice Spike a Riley: “Yo por lo menos tengo una actitud, pero ¿qué tienes tú?”). Desde luego, a pesar de ser el pupas oficial de la serie, porque todo lo tragi-cómico le sucede a él, los mejores diálogos son los suyos sin duda. Y sin ser un tipo increíblemente guapo, tiene ese atractivos de los canallas que en el fondo son todo actitud y no pueden evitar el tener un fondo que no es tan malo como lo pintan.
Por eso le dedico a él este post, por ese personaje que en ocasiones es un pelín patético a pesar de su actitud, y con el que termino disfrutando una serie que sigue sin parecerme ninguna maravilla excepto contadas ocasiones.
Por cierto, ¿he dicho que me encanta el aspecto punkarra que se gasta en ese episodio en el que recuerda cuando mató a una cazadora “blackpower” en el metro de Nueva York allá por el 1977? Seguro que por la foto se nota.

Permalink 8 comentarios

Underworld: Evolution

24, febrero, 2006 at 12:37 am (Cine y TV)

Bueno, hace una semana o así que fui a ver esta película y me llevé una gran decepción con ella. No es que esperara una buena película (la primera como tal me pareció bastante floja), pero esperaba que por lo menos conservase la ambientación y el estilo de la primera (craso error por mi parte). Su predecesora tenía muy definidos esos conceptos (era oscura, gótico-punk, llena de detalles cuidados y maravillosos), y además tenía un buen argumento (otra cosa es que no lo supieran plasmar lo suficientemente bien para mi gusto), y aunque los actores principales actuaban de pena, para qué nos vamos a engañar (por dios, Kate Beckinsale ha demostrado que sabe actuar muy bien, y en esa película está de pena -lo único que consigue es intentar poner cara de dura enfundada en su traje de cuero), pero había otros como Lucian, Viktor o Kraven que lo hacían muchísimo mejor que los demás y ayudaban a que la película se llevase bastante bien.
Por contra, la nueva “historia” del Submundo carece por completo de historia, de ambientación y de estilo. Es una mera excusa para poner peleas repetitivas e interminables (y la verdad, para eso me compro un videojuego -incluso podría comprarme el videojuego de Underworld), y lo único interesante que me encontré fue un prólogo magnífico en el que encima aparece ese personaje que me encantó de la primera -supongo que lo notaréis porque la imágen que he puesto es de ella, para variar con respecto al resto de webs- aunque a penas salía dos segundos, Amelia (y lo peor es que con ese prólogo consiguieron que me preguntara porqué una “guerrera experimentada” -o eso parece, vamos- en matar hombres-lobo se deja matar de una forma tan estúpida en su vagón de tren). Creo que si hubiesen recortado escenas de lucha nos habríamos encontrado, sí, con una peli más corta, pero así tendrían tiempo para desarrollar unos personajes completamente carentes de lo que hace posible llamarlos tal (y sí, ya sé que en muchas películas y libros no se desarrollan demasiado los personajes -ejemplo del Señor de los Anillos- y sin embargo a casi todos nos parecen grandes obras). También aparece una escena gratuita de sexo entre Selene y Michael -supongo que como excusa del director para mostrar lo cachonda que está su mujer-, que si no la pusiesen hubiese surtido el mismo efecto -eso sí, entonces no habría reclamo para todos los que van a ver a Kate Beckinsale en cueros, valga el doble sentido de la palabra. Y eso sin contar las innumerables escenas añadidas de la primera película (que casi la cuentan entera, vamos), que está bien para los que no la vieron, pero que llega a cansar un poco.
Con lo que yo me pregunto: ¿se les acabaron las ideas a los señores guionistas? ¿Estaban vagos cuándo se pusieron manos a la obra a hacer esta nueva? ¿O simplemente tenían ganas de tomar el pelo a los espectadores?
¡Quién lo sabe! Una pena, vamos. Eso sí, aunque un pelín monótona y aburrida, tiene algún que otro detalle que por lo menos a mí me ha dado decenas de ideas para jugar partidas de Vampiro o de Hombre Lobo (nueva edición, por supuesto).

Permalink 4 comentarios

Otra de tests….

20, febrero, 2006 at 9:40 pm (Uncategorized)

No he visto ni Firefly ni Serenity, pero viendo estos resultados tendré que hacerlo… tarde o temprano.

You scored as Serenity (Firefly). You like to live your own way and don’t enjoy when anyone but a friend tries to tell you should do different. Now if only the Reavers would quit trying to skin you.

Serenity (Firefly)

81%

Babylon 5 (Babylon 5)

75%

Galactica (Battlestar: Galactica)

75%

FBI’s X-Files Division (The X-Files)

69%

Deep Space Nine (Star Trek)

69%

Enterprise D (Star Trek)

69%

Millennium Falcon (Star Wars)

63%

SG-1 (Stargate)

63%

Moya (Farscape)

50%

Bebop (Cowboy Bebop)

50%

Andromeda Ascendant (Andromeda)

44%

Nebuchadnezzar (The Matrix)

31%

Your Ultimate Sci-Fi Profile II: which sci-fi crew would you best fit in? (pics)
created with QuizFarm.com

Permalink 4 comentarios

Himnos solares

18, febrero, 2006 at 5:28 am (Egipto)

Bien, aquí viene la explicación a los himnos que he puesto los días anteriores (ya que seguro que algunos os preguntaréis a qué ha venido éso, si de pronto me he vuelto religiosa, o qué).
Resulta que hay muchos egiptólogos que son de la opinión de que el Salmo 104 de la Biblia es una copia que los antiguos judíos hicieron del Gran Himno a Aton. Ésto lo utilizan muchos como gancho para hacernos creer que la religión judaica “desciende” del Atonismo de Akhenaton, o incluso otras teorías más descabelladas dicen que el propio Akhenaton pudo haber sido el Patriarca Moisés que guió a los judíos fuera de Egipto.
Sin embargo, -y aquí viene el porqué del Himno a Amon-Ra- yo soy de la opinión de que no fue así, de que como mucho, lo que hicieron fue copiar himnos solares en general (ya pudo ser de Egipto, como no, ya que como podréis observar, siguen unas pautas muy similares, o de cualquier otro sitio, ya que los himnos solares son muy parecidos en todas las religiones próximo-orientales).
Si os fijáis bien (y si se obvian todas las partes en las que se ensalza a Amon-Ra como gobernante y dios de Egipto), los dos himnos egipcios que he puesto vienen a decir casi casi lo mismo -y el Salmo bíblico es muy parecido también en su contenido. ¿Por qué es así? Os preguntaréis, sobre todo los que habéis oído hablar de la persecución “homicida” que Akhenaton llevó a cabo sobre el clero de Amon. Pues es muy fácil, sobre todo si se conoce un poco la vida del faraón. Resulta que Akhenaton, cuando todavía era Amenhotep IV, fue Sumo Sacerdote en Anu (la On bíblica), también llamada Heliópolis en la actualidad; esta ciudad era el centro del culto solar en Egipto, y aunque Amon, en principio, no formaba parte de los dioses solares, a lo largo del tiempo fue pasando de dios del aire a dios solar (de ahí también su identificación o asimiliación a Ra). Todos los himnos a los dioses solares adorados en Heliópolis tenían una base muy similar, y además los dioses creadores (Ptah, Atum, Amon, Ra, y el Aton con posterioridad) tenían una serie de leyendas y asignaciones que se parecían mucho.
Todo ésto, para exponer que el Gran Himno a Aton no era tan transgresor, tan místico o tan diferente del resto de himnos solares o de divinidades creadoras que había en Egipto. Por lo tanto, no puede ser esgrimido como una “prueba” de que el Salmo 104 se basase en él para ser creado, o que demuestre que los judíos vivieron el supuesto monoteísmo de Akhenaton (un monoteísmo con el que tampoco estoy de acuerdo, aunque eso es otra historia para contar en otra ocasión); lo único que demuestra es que los judíos pudieron tener contacto con el pueblo egipcio, que lo tuvieron, y mucho, pues eran pueblos de los que consta que mantenían un comercio importante durante la época con la gente del Delta… ¿y dónde se encuentra Heliópolis? Pues estaba en lo que hoy es la zona este de El Cairo, muy cerca de la zona con la que más contacto tuvieron los judíos. Por lo que, creo yo, no es tan descabellado creer que simplemente copiaron un estilo de himno utilizado en la época para un tipo de deidad similar a la suya (no hay que olvidar que el YHVH de los judíos es una con un carácter bastante solar -o incluso celeste en general, más bien-, al igual que lo es también la visión mística de Jesucristo -aquí habría para otra bonita discusión al respecto).
Por supuesto, ésto no es más que un pequeño resúmen de ideas más ampliadas que estoy intentando poner en claro en mi trabajo académico sobre la época de finales de la Dinastía XVIII (algo que realmente me apasiona). No está completo, y está muy desmadejado, pero vamos, que tampoco voy a soltar aquí todo el rollo al respecto.

Permalink 4 comentarios

Salmo 104, Alabanza al Creador

16, febrero, 2006 at 3:39 am (Egipto)


Bendice, alma mía, a Yahvé,
Yahvé, Dios mío, tú eres muy grande;
te has revestido de esplendor y majestad,
te envuelves de la luz como de un manto.

Desplegaste los cielos como una tienda,
construyes sobre las aguas tus altas estancias,

pone en las nubes su carroza
y camina sobre las alas del viento,
hace de los vientos sus mensajeros

y del fuego llameante sus ministros.
El que afirmó la tierra sobre sus cimientos

no vacilará por los siglos;
del abismo como de un vestido la cubriste,

las aguas se pararon sobre los montes;
a una amenaza tuya emprendieron la huida,

a la voz de tu trueno se precipitaron;
se elevaron los montes,

se abajaron los valles,
al lugar que tú les señalaste;
pusiste un límite que no sobrepasarán,

no volverán más a cubrir la tierra.
Haces brotar fuentes en los valles,

que se deslizan entre las montañas;
abrevan a todas las bestias del campo

y de los asnos salvajes sacian la sed;
junto a ellas hacen su morada las aves del cielo,

hacen oír su voz entre sus ramas.
Riegas los montes desde tus estancias,

se sacia la tierra con el fruto de tus obras;
haces crecer la hierba para el ganado

y el pasto para el servicio del hombre.
Para que saque el pan de la tierra,
y el vino que alegra el corazón del hombre;

para que hagan brillar la faz con óleo
y el pan refocile el corazón del hombre.
Se sacian los árboles de Yahvé,

los cedros del Líbano que él plantó;
allí anidan los pájaros, allí, en sus copas

tiene la cigüeña su casa;
las montañas altas son para las gamuzas,

las rocas madrigueras para los damanes.
Hizo la luna para señal de los tiempos,

el sol conoce su ocaso.
Pones las tinieblas y llega la noche,

en ella se agitan todas las bestias de la selva.
Rugen los leoncillos por su presa

y buscan de Dios su alimento.
Nace el sol, ellos se retiran,

para echarse en sus cubiles.
Sale el hombre a su trabajo

y a su faena hasta la tarde.
Cuán numerosas son, Yahvé, tus obras,

todas las hiciste con sabiduría,
llena está la tierra de tus criaturas.
He aquí el mar, grande y vasto en todos los sentidos,

allí un pulular sin número
de animales pequeños y grandes;
allí se pasean las naves,

el Leviatán que tú formaste
para que en él retozase.
Todos esperan de ti

que les des a su tiempo el alimento;
se los das, ellos lo recogen,

abres tú la mano, se sacian de bienes;
escondes tu rostro, quedan aterrados,

retiras su aliento, mueren y vuelven a su polvo.
Envías tu soplo y son creados

y renuevas la faz de la tierra.
Sea gloria a Yahvé para siempre,

alégrese Yahvé en sus obras.
A él que mira la tierra y tiembla,

toca los montes y humean.
Cantaré a Yahvé durante mi vida,

salmodiaré a mi Dios mientras exista.
Que mi poema le sea agradable,

yo me gozo en Yahvé.
Que los pecadores desaparezcan de la Tierra

y no existan ya más impíos.
¡Bendice, alma mía,
a Yahvé!
Alleluya.

Permalink 5 comentarios

Himno a Amon-Ra, Papiro Boulaq 17

15, febrero, 2006 at 2:47 am (Egipto)


A

Adoración a Amón-Ra, el Toro que habita en Iunu, jefe de todos los dioses, el buen dios, el amado que proporciona la vida a todo lo que es cálido y a todo el buen ganado.

¡Salve, Amón Ra,
Señor de los Tronos de Las Dos Tierras, que preside sobre Tebas!
Toro de su Madre, el primero de sus campos,
De amplia zancada, que está a la cabeza del Alto Egipto,
Señor de los Medyai y gobernador (HqA) de Punt.
El más Grande del cielo, primogénito (smsw) de la Tierra,
Señor del todo,
Que perdura sobre lo que existe, que perdura sobre todo lo que existe.

Único en su naturaleza entre los dioses,
Bello toro de la Enéada, jefe (Hry-tp) de todos los dioses.
Señor de Maat, padre de los dioses,
Que hizo a la Humanidad y dio origen a los animales.
Señor de lo que existe, que creó el árbol frutal.
Creó la hierba e hizo vivir al ganado.

Poder que Ptah moldeó,
El Bello, bienamado joven, a quien los dioses alaban.
Que creó lo que está arriba y abajo,
El que ilumina las Dos Tierras
Y atraviesa el firmamento en paz.
Rey del Alto y Bajo Egipto, Ra, Justificado,
El Señor de las Dos Tierras, de gran fuerza,
Señor de la Majestad (Sfyt), creador de la Tierra,
De naturaleza más ilustre que cualquier otro dios.

De su belleza los dioses se alegran,
A quien se venera en la Gran Casa, (Pr-ur)
De gloriosas apariciones en La Casa del Fuego, (Pr-nsr)
Cuya fragancia los dioses aman cuando él viene de Punt,
Ricamente perfumado cuando desciende de la tierra de los Medyai,
De bella faz, cuando viene de la Tierra del Dios.

Los dioses se postran a sus pies, sabedores de que Su Majestad es su Señor,
Señor del respeto (snD), el terrible, de gran poder (bAw) y poderosa apariencia,
Que provee de víveres y atiende el sustento.
¡Loor a ti, que creaste a los dioses
Elevaste el cielo y desplegaste la tierra!

B

¡El que despierta saludable! Min-Amón,
Señor de la Eternidad (nHH), quien creo lo eterno (Dt),
Señor de la alabanza, que está a la cabeza de la Enéada,
Firme de cuernos, de bella faz.

Señor de La Grande, portador de la Doble Pluma,
Provisto con la bella diadema y la alta Corona Blanca.
La serpiente Mehen y las serpientes Uto están sobre su cara,
La Doble Corona, el Nemes y la Corona Azul.
De bella faz cuando se provee con la corona Atef,
Amado de las Coronas del Alto y Bajo Egipto,
Señor de la Doble Corona (que) porta el cetro Ames,
Señor del cetro Mekes que sostiene el flagelo.

Soberano bellamente coronado con la Corona Blanca,
Señor de los rayos, que da origen a la luz, a quien los dioses alaban.
Da sus manos a los que ama
Y arroja a su enemigo al fuego.
Es su ojo el que derrota a los rebeldes,
Haciendo que el Nun trague su arpón
Y que la serpiente vomite lo que ha tragado.

Alabanza a ti, oh Ra, Señor de la Verdad,
Cuya capilla se encuentra oculta, Señor de los dioses.
Jepri en su barca, que dio la orden y los dioses vinieron a la existencia,
Atum, que creó a la Humanidad, distinguió sus naturalezas y creó sus vidas,
Que hizo los colores diferentes, uno del otro.

El que escucha las súplicas de los acusados (btnw),
De corazón bondadoso cuando alguien le llama,
Quien rescata al temeroso del opresor,
Y juzga entre el desdichado y el poderoso.

Señor del Conocimiento (SiA), en cuya boca se haya la Autoridad (Hw).
El Nilo ha venido por su deseo.
Señor de gran dulzura (bnrt), el bienamado,
Cuando él viene los hombres viven.
Hace que todos los ojos se abran en el Nun.
Su beneficencia ha dado origen a la luz,
Los dioses se regocijan de su belleza
Y sus corazones viven cuando le ven.

C

¡Oh Ra, adorado en Karnak,
De Grandes Apariciones en la casa del Benben, el de On!
Señor de la fiesta del noveno día del mes,
En cuyo honor se celebran la fiesta del sexto día del mes y la fiesta del cuarto de mes.
Soberano y Señor de todos los dioses,
Halcón en medio del horizonte,
Señor de los Silenciosos entre los hombres,
Cuyo nombre permanece oculto a sus hijos (mswt), en su nombre de Amón.

Alabanza a ti, oh Afortunado (imy m Htpw),
Señor de la alegría, y poderoso en su aparición,
Señor de la Grande y la Alta Doble Pluma,
Que porta la bella diadema y la Alta Corona Blanca,
Los dioses desean admirarte(Cuando) la Doble Corona reposa sobre tu frente.
El amor a ti se extiende a lo largo de las Dos Tierras,
Tus rayos relucen en los ojos,
El bienestar de la Humanidad aparece cuando te elevas
Y los animales están lánguidos cuando brillas.
Tú eres amado en el cielo meridional
Y agradable en el cielo septentrional.
Tu hermosura cautiva los corazones
Y el amor por ti hace languidecer los brazos.
Tu bella manifestación debilita las manos
Y los corazones se vuelven descuidados cuando te ven.

Tú eres El Único, el que dio origen a todo lo que existe,
Él Uno y Único, creador de lo que existe,
De cuyos dos ojos brotó la Humanidad
Y de cuya boca vinieron a la existencia los dioses.
El que creó la hierba que da vida al ganado
Y las planta para los hombres,
Quien creó aquello de lo que vive el pez en el río
Y los pájaros que moran en el cielo,
Quien proporciona el aliento a lo que hay en el huevo
Y da la vida a la descendencia de la serpiente,
Quien crea aquello de lo que viven los insectos
E igualmente los gusanos y aves,
El que provee de todo lo necesario a los ratones (pnw) en sus guaridas
Y nutre a las aves en todos los árboles.

Alabanza a ti, que hiciste todas estas cosas,
El Uno y Único, provisto de múltiples brazos,
Que pasa la noche (sDr) despierto, mientras todos los hombres duermen,
Buscando lo mejor para sus criaturas.
¡Amón, que perdura (mn) en todas las cosas!
Atum y Horus del Doble Horizonte
¡Alabanza a ti porque te fatigas con nosotros.
¡Loor a ti! porque tú nos creaste.

Te alaban todos los animales.
Te loan en cada desierto,
Tan alto como el cielo,
Tan amplio como la tierra,
Tan profundo como el Gran Verde.
Los dioses se inclinan ante Tu Majestad
Y ensalzan el poder (bAw) de su creador,
Se alegran cuando el que los engendró se aproxima
Y dicen: ¡Se bienvenido en paz!
Padre de los padres de todos los dioses,
Que elevó el cielo y situó la tierra,
Que hizo lo que existe,
Creador de todos los seres.
¡Oh Soberano, jefe de los dioses!
¡Veneramos tu poder (bAw), porque tú nos creaste,
Te vitoreamos de alegría porque nos has moldeado,
Te ofrecemos oraciones, porque te fatigas con nosotros!

Salve a ti, creador de todo lo que existe,
Señor de Maat y padre de los dioses,
Que creaste a la Humanidad y a los animales,
Señor del grano, que provees el sustento a los animales del desierto.
¡Oh Amón, Toro de bello semblante, amado en Karnak,
De grandes apariciones en la Casa del Benben,
Coronado nuevamente en On,Tú, que juzgaste a los Dos adversarios en la Gran Sala!

Jefe de la Gran Enéada,
El Uno y Único, sin igual,
El heliopolitano que preside en Tebas,
Cabeza de su Enéada, que vive día a día por Maat,
Morador del Horizonte, Horus del Este.
Los desiertos, por su voluntad, proveen, para él, plata, oro
Y lapislázuli verdadero,
Mirra e incienso mezclados de la tierra de los Medyai
Y mirra pura para tu nariz.
De bella faz cuando viene desde la tierra de los Medyai,
Amón-Ra, Señor de los Tronos de las Dos Tierras, que preside en Tebas,
El de On, que preside en su harén.

D

El Único Rey, Único entre los dioses,
Con múltiples nombres, cuyo número es desconocido.
Que amanece por el horizonte oriental
Y se oculta por el horizonte occidental.

Que derrota (sxrw) a sus enemigos
Y renace cada día.
Thot eleva sus ojos, y se deleita con su excelencia,
Los dioses se alegran de su belleza, y los monos hetet le exaltan.
Señor de la barca de la noche y de la barca de la mañana,
Que por ti atraviesan en paz el Nun.
Tu séquito se regocija de ver al enemigo derrotado,
Y cómo sus miembros son cortados por el cuchillo.
El fuego le ha devorado,
Y su ba se separa de su cuerpo.
Se ha puesto fin al paso de la serpiente.

Los dioses gritan de júbilo
Y el séquito de Ra está contento,
On está de júbilo: el enemigo de Atum ha sido derrotado.
Tebas está contenta y On exultante,
La Señora de la Vida está alegre,
Ha sido derrotado el enemigo de su Señor.
Los dioses de Jer-aha se regocijan,
Los habitantes de Letópolis besan la tierra,
Le ven fuerte en su Poder, … de los dioses (¿)

Maat, Señor de Tebas,
En este tu nombre de Creador del Orden.
¡Señor de los víveres, Toro de provisiones,
En este tu nombre de Toro de su Madre,
El que creó a todos los hombres y todas las cosas,
En este tu nombre de Atum-Jepri!

Gran Halcón que lleva la alegría al pecho (Snbt),
De bella faz que hace festivo el pecho (mnDt),
De grata figura y alta diadema,
Con las Dos Serpientes alzadas sobre su frente,
Ese a quien se acercan los corazones de los hombres.
La Humanidad se vuelve hacia él,
Cuando alegra las Dos Tierras con sus apariciones.
¡Salve a ti, Amón-Ra,
Señor de los Tronos de las Dos Tierras,
Cuyo amanecer ama su ciudad (Tebas)!

Permalink Dejar un comentario

El Gran Himno a Aton, extraído de la tumba de Ay

14, febrero, 2006 at 4:43 am (Egipto)


Adoración de Ra-Horajti, que aparece en gloria en el horizonte, en su nombre de Shu que es Atón, ¡que vive por siempre!, el gran Atón viviente, que está en su jubileo, el Señor de todo lo que abarca el Disco, Señor del cielo, Señor de la tierra, Señor de la morada de Atón en Ajetatón (y adoración del) Rey del Alto y Bajo Egipto, que vive por Maat, el Señor de las Dos Tierras, Neferjeperura UaenRa, el Hijo de Ra que vive por Maat, el Señor de las coronas, Ajenatón, duradero en vida y [adoración] a su bienamada gran Reina, la Señora de las Dos Tierras, Nefer-Neferu-Aton Nefertiti, que viva plenamente en salud y juventud eternamente.

El Visir, el Portaabanicos de la derecha del Rey, [Ay], dice:

¡Apareces resplandeciente en el horizonte del cielo,
Oh Atón vivo, creador de la vida!
Cuando amaneces en el horizonte oriental,
LLenas toda las regiones con tu perfección.
Eres hermoso, grande y brillante.
Te elevas por encima de todas las tierras.
Tus rayos abarcan las regiones
Hasta el límite de cuanto has creado.
Siendo Ra alcanzas sus límites,
y los dominas para este hijo bienamado por ti (Ajenatón).

Por lejos que te encuentres, tus rayos siempre están sobre la tierra;
Aunque se te vea, tus pasos se desconocen.
Cuando te ocultas por el horizonte occidental,
La Tierra se oscurece como si llegara la muerte.
Se duerme en los aposentos, con las cabezas cubiertas,
y lo que un ojo hace no lo ve el otro.
Aunque fueran robados sus bienes,
Que están bajo sus cabezas,
Los hombres no se percatarían.
Todos los leones salen de su guarida,
todas las serpientes muerden,
La oscuridad llega, la Tierra reposa en silencio,
Cuando su Creador descansa en el horizonte.

La Tierra se ilumina cuando te elevas por el horizonte,
Cuando brillas, como Atón, durante el día.
Cuando lanzas tus rayos,
Las Dos Tierras lo festejan,
(Los hombres) despiertan y se levantan sobre sus pies,
Porque tú los has despertado;
Los cuerpos se purifican, se visten,
Sus brazos adoran tu aparición,
El país entero se pone a trabajar,
Todos los animales pacen en sus pastos,
Los árboles y las plantas brotan,
Los pájaros vuelan más allá de sus nidos,
Mientras sus alas desplegadas saludan tu ka.
Todas las manadas brincan sobre sus patas,
Lo que vuela y todo lo que se posa,
Vive cuando te alzas por ellos.
Los barcos se ponen en camino tanto hacia el norte como hacia el sur,
Los senderos se abren cuando asciendes,
Los peces del río saltan hacia tu rostro,
Y tus rayos penetran hasta el centro del Gran Verde.

Tú, que haces que la semilla crezca en las mujeres,
Que creas la semilla de las gentes,
Que alimentas al hijo en el vientre de su madre,
Que le apaciguas para calmar sus lágrimas,
(Eres) la nodriza en el seno,
El que da el aliento
Y alimenta todo lo creado.
Cuando surge del vientre a respirar,
El día de su nacimiento,
Abres su boca,
Y provees sus necesidades.
Cuando el polluelo pía en el huevo, en su cascarón,
Dentro, le das el aliento que le hace vivir;
Cuando tú le has completado,
Rompe el cascarón
Y sale del huevo,
Para anunciar su terminación,
Caminando sobre sus patas apenas ha salido de él.

¡Cuán numerosas son tus obras,
aun cuando permanecen ocultas a la vista!
¡Oh Dios Único, inigualable!
Creaste la Tierra según tu deseo, tú, solitario,
A todos los hombres, el ganado y los rebaños;
Cuanto existe en la tierra que anda sobre sus patas,
Todo lo que hay en el cielo que vuela con sus alas,
Las tierras de Jaru y Kush,
La tierra de Egipto.
Pones a cada hombre en su lugar,
Provees sus necesidades,
Todo el mundo dispone de su comida,
La duración de su vida está calculada,
Sus lenguas difieren en el habla,
Así como sus caracteres,
Sus pieles son distintas,
Porque tú diferenciaste a las gentes.

Creaste a Hapy en la Duat
Y lo traes según tu deseo,
Para alimentar a las gentes,
Porque las creaste para ti mismo.
Señor de todo, que se esfuerza por ellos,
Señor de todas las tierras que brilla por ellas,
Atón del día, grande en Majestad.
Haces vivir a todas las tierras lejanas,
Creaste un Hapy celeste que desciende por ellas,
Que provoca olas sobre las montañas, como el Gran Verde,
Para inundar sus campos y sus ciudades.
¡Cuán excelentes son tus designios, Oh Señor de la Eternidad!
El Hapy que está en el cielo para los pueblos extranjeros
Y para todas las criaturas de los países que caminan sobre sus patas,
Para Egipto, el Hapy que sale de la Duat.

Tus rayos alimentan los campos,
Cuando brillas, viven, germinan por ti;
Hiciste las estaciones para nutrir todo cuanto has creado,
El invierno para enfriar, el calor para que te saboreen.
Creaste el cielo lejano para brillar en él,
Para observar todo aquello que hiciste.
Tú, solo, brillando, en tu manifestación de Atón viviente,
Elevado, radiante, distante, cercano,
Creaste millones de manifestaciones de ti mismo,
Ciudades, pueblos, campos, el discurrir del río,
Porque eres el Atón del día en las alturas.
Discurres para dar la existenciaa los seres que has creado,
Estás sobre ellos y puedes ver su regocijo.

Estás en mi corazón,
No hay otro que te conozca,
Sólo tu hijo Neferjeperura Uaenra,
A quien has mostrado tus caminos y tu poder.
(Los de) la Tierra vienen a la existencia de tu mano, como tú los creas;
Cuando amaneces ellos viven,
Y cuando te ocultas mueren.
Tú eres, tú mismo, la duración de la vida; se vive por ti,
Todos los ojos contemplan tu perfección hasta que te ocultas,
Todos los trabajos cesan cuando descansas por Occidente,
Y cuando amaneces haces que todo el mundo se mueva por el Rey.
Cada pierna se mueve porque creaste la Tierra,
Les haces surgir para tu hijo, que nació de tu cuerpo,
El Rey que vive por Maat, el Señor de las Dos Tierras,
Neferjeperura El Único que pertenece a Ra,
El hijo de Ra que vive por Maat, Señor de las coronas,
Ajenatón, duradera sea su vida,
Y (la de) la Gran Reina a quien él ama, la Señora de las Dos Tierras,
Nefer-neferu-Atón Nefertiti; que viva por siempre jamás.

Permalink Dejar un comentario

Un poco sobre la historia de Japón: Periodo Jomon (10.000 aC- 300 aC)

14, febrero, 2006 at 4:23 am (Japón)

La época más temprana de la historia japonesa es la conocida como Periodo Jomon, que duró aproximadamente del 10.000 aC al 300 aC. El Periodo Jomon debe su nombre al distintivo dibujo de tipo cordelería de la cerámica que fabricaban sus gentes.
Las gentes del Periodo Jomon eran habitantes de las costas, y construían sus pequeñas aldeas en zonas de bahía guarecidas de los elementos. Eran cazadores-recolectores y grandes talladores de obsidiana. Vivían en viviendas hundidas que tenían los techos hechos de paja, con un núcleo familiar habitando cada una de ellas semipermanentemente. Su dieta estaba basada en el pescado, cangrejos y moluscos. Los restos eran tirados en grandes hoyos que servían de escombreras.
Utilizaban herramientas de hueso y piedra, y fueron de las primeras civilizaciones en utilizar la cerámica. Cocían el barro abriendo huecos en la tierra y cociéndolo a bajas temperaturas (unos 400-500ºC). Algunas de sus vasijas fueron utilizadas para el enterramiento de los cadáveres.
También realizaban figuras, sobre todo de mujeres embarazadas de ojos prominentes. También han aparecido círculos de piedra al estilo megalítico. Poco más se sabe de las gentes de esta época, ya que no poseían una escritura que permitiese llegar hasta nosotros más información.
Lo que sí hay es un gran debate en torno al auténtico origen de los Jomon. Algunos argumentan que eran caucásicos, tal vez ancestros de los Ainu, mientras otros dicen que fueron los antecesores directos de los modernos japoneses.

Permalink 1 comentario

Una de tests….

14, febrero, 2006 at 1:24 am (Uncategorized)


Your results:
You are Deanna Troi

Deanna Troi
80%
Chekov
75%
James T. Kirk (Captain)
60%
Mr. Sulu
60%
Uhura
55%
Spock
50%
Jean-Luc Picard
50%
Leonard McCoy (Bones)
45%
Will Riker
45%
Worf
45%
Beverly Crusher
40%
An Expendable Character (Redshirt)
40%
Data
36%
Geordi LaForge
30%
Mr. Scott
20%
You are a caring and loving individual.
You understand people’s emotions and
you are able to comfort and counsel them.


What is your weird quotient? Click to find out!

I am nerdier than 88% of all people. Are you nerdier? Click here to find out!

Permalink Dejar un comentario

¿Eva o Cleopatra?

13, febrero, 2006 at 3:07 am (Uncategorized)


Me encanta esta escultura. Lo cierto es que no me canso de mirarla cada vez que voy a visitar a mi madre (está en el interior ajardinado de los dos bloques de apartamentos en donde vive ella). Me pregunto siempre si el que la hizo pensaba en Eva, en Cleopatra, o si ni siquiera tenía a ninguna de ellas en mente y simplemente le pareció hermosa y cautivadora como a mí me lo parece.
No es difícil imaginar historias entorno a ella, sobre todo en las mañanas de niebla en las que a penas llegas a ver nada más allá de dos palmos de tu propia nariz. Me pregunto si por las noches, cuando todos duermen, se apeará de su pedestal y paseará por el jardín mortecino, mientras la serpiente enroscada en torno a ella le susurra sibilantes palabras al oído…
¡Quién sabe!

Permalink 2 comentarios

Retazos de una historia sin terminar….

13, febrero, 2006 at 2:33 am (Uncategorized)

Sé que ya he puesto el inicio de dos historias aquí: una medieval fantástica y otra de estilo cyberpunk (de ésta última tengo que seguir poniendo lo que siga escribiendo, pero mi salud no me ha permitido mucho, así que hasta que termine el siguiente capítulo por completo no lo colgaré). De todas formas, tenía ganas de poner aquí este otro relato inspirado por un sueño que tuve hace unos cuantos años. Comenzó gestándose como idea para un cómic del que ya tenía pensadas varias páginas, pero finalmente ha terminado por convertirse más bien en un cuento sin terminar. Quién sabe si algún día logro finalizarlo… tal vez dentro de quince años o así, no se merece menos tiempo. Son un par de trozos, por ahora inconexos, pero que quiero unir de la mejor forma posible. Eso sí, por ahora eso es todo lo que hay después de más de cuatro o cinco reescrituras, reestructuraciones y cambios de guión….

Nadie le había dicho nunca antes la verdad. Tuvo que descubrirla ella misma y de aquella forma tan peculiar. Vivía sola, en un pequeño ático de un edificio apartado del centro: nunca le había gustado estar rodeada de gente; cosa curiosa teniendo en cuenta a qué se dedicaba por aquel entonces. Tenía que apañarse como podía con el sueldo de camarera de fin de semana de un concurrido pub situado apenas a un par de casas de donde vivía. Toda su vida quedaba cerca de la vetusta Facultad en la que estudiaba durante el resto de la semana.
La única compañía que solía tener era la música de su viejo radio-cassette y las visitas eventuales de Sebastián, el dueño del local en que trabajaba. Al final había resultado un buen amigo, a pesar de las discusiones que tenían cada vez que hablaban: por cualquier tema, por cualquier cosa, siempre terminaban enfrentados, con posturas completamente opuestas.
El ático no era muy grande. En el salón ya tenía la cama, no por falta de una habitación que cumpliese las funciones de dormitorio, sino porque casi todo lo que le gustaba a Gabi lo tenía allí, con lo que había terminado por trasladar la cama de su sitio habitual a ese otro tan poco ortodoxo. La antigua alcoba, a su vez, había terminado ejerciendo de trastero-vestidor. Un baño y una pequeña cocina ocupaban el resto del espacio junto con el tendedero, en donde solía dormitar Spot, el gato.
La vida de Gabi podría haber sido la de una estudiante normal, de no ser porque precisamente no lo era. Todo lo que hacía y pensaba terminaba influenciado por las visiones. Siempre habían estado ahí, desde que tenía uso de razón. Destellos de luz que cegaban todo a su alrededor; imágenes, borrosas primero y luego nítidas como la vida misma, describiendo en segundos cosas que después podían durar horas o días, para volver después a la realidad con el mareo en la cabeza, el nudo en el estómago y, algunas veces, el vómito a los pies. Siempre sucedía igual, y todo lo que veía terminaba tomando cuerpo en el mundo real. Pocas personas, a parte de su madre y de su abuelo, sabían que aquellos “ataques” no tenían nada que ver con la epilepsia ni con ninguna otra enfermedad –eso era lo que solía pensar la mayor parte de la gente, una mayoría que probablemente nunca había presenciado un auténtico ataque epiléptico. Sus abuelos siempre habían considerado que sus visiones eran una bendición de Dios. Y su madre callaba, nunca decía nada.
Aquel día había comenzado como tantos otros días, con la radio puesta y la puerta del baño abierta para poder oírla mientras se duchaba. El sonido de la voz del hombre de las noticias de la tarde la acompañaba, aunque aquel día parecía que todo eran horribles catástrofes y revueltas civiles. Spot odiaba especialmente ese cuarto, por eso a penas solía entrar, y como mucho asomaba su cabeza rayada por el marco de la puerta. Esa fue la última visión del mundo real que tuvo antes de que el rayo de luz atravesase su cabeza: los ojos anaranjados del gato que la miraban fijamente. Unos ojos negros. Una mano de piel morena con un anillo de plata y el puño de una camisa negra. Ropa blanca que ondea. Papá. Sangre en la ropa blanca, atravesada por una espada. Olor a plumas quemadas. Papá empuñando la espada. Una hermosa sonrisa, piel morena. Azulejos blancos. Los azulejos del baño, la lengua rasposa de Spot lamiendo su mano. Otra vez el mareo y unas náuseas que no pudo detener.
Spot salió corriendo a tiempo. Gabi se levantó pesadamente después de un momento para asentarse en su vida de nuevo. Sin saber porqué se había dado cuenta de que aquella visión había sido diferente: había visto a su padre por primera vez. Se limpió la comisura de los labios y tomó un vaso de agua para enjuagarse la boca y sacarse el sabor a bilis. Se miró en el espejo, -todavía con el pelo mojado y la piel húmeda-, fijamente a los ojos marrones, el cabello ondulado de color castaño caoba, la piel blanca y fina. Reconoció en su imagen aquélla que había visto en su visión y que sin saber porqué identificó con su padre. Un escalofrío la recorrió de los pies a la cabeza mientras se agarraba firmemente al borde del lavabo. Tomó la toalla que había al lado de la mampara de la ducha y comenzó a secarse lentamente todo el cuerpo, intentando asimilar todo lo que había visto esta vez. Después de secarse el cabello con el secador, salió al salón, apagó la radio y fue a vestirse, tenía que estar a punto en media hora; a punto y sirviendo copas con la mejor sonrisa posible.

Entonces vio aquellos ojos entre la multitud. Eran negros, profundos y brillantes como el infierno. De pronto estaban frente a ella, mientras su voz le susurraba al oído: “Quiero tu mente, tu cuerpo y tu alma”. Al cobrar consciencia del momento dio un respingo y se echó hacia atrás. Vio su sonrisa, el cabello negro y rizado cayendo sobre la camisa negra y, de nuevo, sus ojos.
-¿Perdone?- consiguió articular.
-He dicho que si me puedes poner una copa de Barbancourt Reserva Especial, por favor.
Gabi sacudió la cabeza, se giró y cogió la botella de ron jamaicano. La posó en el mostrador junto a la mano del hombre y vio el anillo de plata. Una mano de piel morena con el puño de una camisa negra. La misma de su visión.

Permalink 5 comentarios

Porqué quiero un hijo como Calvin…

10, febrero, 2006 at 4:26 am (Uncategorized)


Permalink 8 comentarios

"La Última Tentación de Alice Cooper" y "Orquídea Negra", de Neil Gaiman

10, febrero, 2006 at 3:36 am (Uncategorized)

Terminé de leerlos hace un par de días, pero me olvidé de escribir algo sobre ellos.
“La Última Tentación de Alice Cooper” está basado en el álbum del mismo título del propio Alice Cooper. Algo que no sabía antes de leerlo es que Neil Gaiman ayudó a crear ese álbum, es decir, él y Alice Cooper -y los que ayudaron a Alice a escribir sus canciones- realizaron el concepto de lo que sería el álbum y las “semillas” de lo que serían las canciones del mismo. Tras eso, les pareció divertido escribir un cómic sobre lo mismo, así que llamaron a Zulli y se pusieron manos a la obra.
El aspecto gráfico, como todo lo que hace Zulli, es fabuloso. La historia es entretenida, en el estilo gótico-aterrador que tanto les gusta a todos ellos; y siempre es divertido ver a una especie de demonio tentador con el aspecto de Alice Cooper (eso sí, un pelín rejuvenecido, para qué nos vamos a engañar). En general está bien, sobre todo si eres fan de todos ellos, aunque tampoco es una obra maestra ni mucho menos.
“Orquídea Negra” es un cómic interesante. Tiene a Dave McKean haciendo las ilustraciones, así que todas son maravillosas; la historia es una extraña historia de superhéroes -súperheroína en este caso-, con cierto toque ecológico, pero que se lee y entretiene -que es lo importante. Lo mejor es que en sus páginas te puedes encontrar con viejos conocidos como Lex Luthor, Poison Ivy, la Cosa del Pantano, Batman, Jocker, Dos Caras, el Sombrerero y el Enigma, todos en su salsa. Lo gracioso es que no quedan mal todos juntos, ni mucho menos. Y lo mejor es que no aparece para nada el tonto del pijama, alias Súperman (yo lo siento por sus fans, pero la verdad es que siempre he sido de Batman -y de Lex Luthor, por supuesto).

Permalink Dejar un comentario

Todavía una canción de amor…

8, febrero, 2006 at 2:23 am (Uncategorized)


Ésta es una canción que me trae muchos y variados recuerdos de muchas y diferentes épocas de mi vida. Me he sentido siempre muy identificada con ella, y aún hay veces que me pregunto porqué (equívocamente, porque sé exactamente el porqué de esa identificación). Siempre he sido de las que se desesperan esperando, de las que no salen a buscar porque tienen miedo de correr el riesgo de encontrar precisamente lo que más se desea… paradojas de la vida. La cosa es que, después de media vida (o tal vez menos) por fin he conseguido “casi” todo lo que quería, y es una sensación extraña (supongo que es lo que la gente suele llamar “Felicidad”, aunque aún me resisto a afirmarlo por completo).
Así que, como recuerdo a todos esos años desesperantes en los que temía encontrar lo que quería, pongo esta letra aquí, recordando -sobre todos esos momentos pasados- una noche en la que la tarareaba en un 127 en total oscuridad, a la vuelta de una discoteca, esperando que alguien se diese cuenta de que iba por él (y -como dice mi adorado novio que yo aprendí a ligar en la CIA-, por supuesto, ese alguien jamás se dio cuenta).

No te fíes si te juro que imposible,
no dudes de mi duda y mi quizás.
El amor es igual que un imperdible
perdido en la solapa del azar…
La luna toma el sol de madrugada,
“nunca jamás” quiere decir “tal vez”.
La muerte es una amante despechada
que juega sucio y no sabe perder.
Estoy tratando de decirte que
me desespero de esperarte,
que no salgo a buscarte porque sé
que corro el riesgo de encontrarte;
que me sigo mordiendo noche y día
las uñas del rencor;
que te sigo debiendo todavía
una canción de amor.
No corras si te llamo de repente,
no te vayas si te digo “piérdete”:
a menudo los labios más urgentes
no tienen prisa dos besos después.
Se aferra el corazón a lo perdido,
los ojos que no ven miran mejor.
Cantar es disparar contra el olvido,
vivir sin ti es dormir en la estación.
Estoy tratando de decirte que
me desespero de esperarte,
que no salgo a buscarte porque sé
que corro el riesgo de encontrarte;
que me sigo mordiendo noche y día
las uñas del rencor;
que te sigo debiendo todavía
una canción de amor
que me sigo mordiendo noche y día
las uñas del rencor;
que te sigo debiendo todavía
una canción de amor…

Permalink 5 comentarios

Next page »